Por qué el murciélago vuela solamente de noche

En los comienzos del mundo, la tierra pertencia solo a los animales. En esos tiempos los llanos aún no conocían los mocasines de los indios y a través del aire no silbaba la emplumada flecha para alcanzar la meta. En aquel entonces los pájaros y los animales vivían en paz. Pero luego, un día, el coyote y el cuervo riñeron por una presa y se daban golpes a diestra y siniestra. El coyote fue más fuerte, así que al final ganó.


Pero el cuervo le juró una terrible venganza. Desde entonces, mientras volaba, continuamente meditaba cómo hacer para cumplir su juramento. Al final convocó una asamblea de aves y pidió ayuda a sus hermanos. Así, las aves declararon a los animales la guerra y ambas partes empezaron los preparativos de la pelea.


El murciélago en aquel entonces aún cazaba durante el día. Un día volaba sobre la planicie cuando se le acercó la grulla gris.


-¡Me alegra verte!-gritó de lejos la grulla. -Te he buscado en vano por todas partes durante casi tres años.

-¿A mí?- se sorprendío el murciélago- ¿Y por que?

-Todas las aves envían a sus hijos al ejército de aves. Tú eres el único que las esconde bajo sus alas

-¿Acaso soy un ave?-respondió el murciélago.


El murciélago dobló sus alas, se dejó caer dentro de las hierbas sobre la tierra y luego huyó.

La grulla se quedó pensativa: "De veras, éste no es un pájaro, es un animal" Y se fue volando. El murciélago corrió y corrió, y de repente, de la maleza saltó contra él una zorra:

-Amigo qurido, te he estado buscando durante siete años.

-¿A mí? ¿Por qué?

-¿No sabes? Todos los animales envían a sus hijos a las filas de los guerreros, tú eres el único que no los deja ir.

-¿Y acaso yo soy un animal?- preguntó el murciélago a la zorra, extendió sus alas y desapareció volando.

-Miren, sí es un pájaro- gruñó la zorra y siguió su camino.


Desde aquellos tiempos el murciélago dejó de correr por la tierra porque tiene miedo de encontrarse con la zorra. Y durante el día no vuela, por el miedo de encontrarse con la grulla. Así, no le queda otra que volar durante la noche y vivir en constante temor porque renunció a los animales y tampoco se puso de parte de las aves.



1 vista

©2020 by Umai. Proudly created with Wix.com